Qué es la Elasticidad de la demanda

Que-es-la-Elasticidad-de-la-demanda.jpg

La elasticidad de la demanda es un concepto clave empleado en economía el cual cuantifica qué tanto cambia una variable respecto a otra. Por lo que el día de hoy se explicará qué es la elasticidad de la demanda, y para qué sirve.

La elasticidad en la economía es una herramienta muy útil que permite saber qué tan sensible es el cambio de una propiedad respecto a otra y se aplica en diversos ámbitos: niveles de demanda, de suministro, ingresos, etc… La elasticidad es un concepto que permite comprender una variedad de fenómenos económicos como es el consumo marginal y la utilidad marginal, el efecto de los impuestos y su incidencia fiscal; entre muchos conceptos.

De manera general se dice que una variable es elástica si su respuesta es muy grande ante un cambio relativamente pequeño y viceversa. Se dice que una variable es inelástica si su cambio relativo es poco pese a que la variable de la que depende cambie en gran medida. Por otro lado, se puede hablar de una relación positiva, en la cual el aumento de una variable genera aumentos en la otra, o de una relación negativa, en la cual el aumento de una variable genera un decremento en la otra.

Entrando en forma concreta y por dar unos ejemplos de qué es la elasticidad de demanda se puede hablar de la elasticidad del precio de la demanda. Este concepto es una relación que nos dice qué tanto cambia la demanda de un producto conforme el precio del mismo.

Es de esperarse que si el precio se eleva su demanda baje, y es la tarea de un economista encontrar un punto ideal donde la utilidad para la empresa sea la máxima posible. Para lograr esto, es de gran utilidad graficar estos cambios, crear un modelo matemático y conforme a este se podrá encontrar el punto ideal.

A continuación una sencilla imagen de cómo luce una gráfica de este tipo.

Curva-de-Demanda.jpg

Por último, para dar un ejemplo: se habla de que el agua es un producto inelástico de relación negativa; no importa que tanto aumente el precio del agua, por tratarse de un producto imprescindible para la vida, su demanda bajará muy poco.

Este es solo un ejemplo, y se debe de tener en mente que esta interacción entre dos variables puede dar mucha información de utilidad para las empresas, y en algunas ocasiones para los consumidores.

0 ComentariosComentar

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.